Descubre cómo aplicar el serum de manera correcta

aplicar serumLa piel en general, y la de la cara en particular, es nuestra carta de presentación, por lo que es importante mantenerla sana e hidratada. Y no sólo por una cuestión de belleza y estética, sino por una cuestión de necesidad.

Para ello, es imprescindible llevar a cabo una rutina diaria con la que proporcionarle a nuestra dermis un cuidado meticuloso. Y es aquí donde entra en juego el papel del sérum.

Muchas son las mujeres que dedican unos minutos de su tiempo a mantener sana su tez y a cuidarse frente al espejo.

Las cremas hidratantes, los geles limpiadores y los tónicos faciales no faltan en sus hábitos, pero el gran poder reparador y nutritivo del suero facial ha provocado que este cosmético se coloque entre los más usados y se convierta en un imprescindible para el cuidado de la piel.

Sin embargo, todavía son muchas las dudas que surgen alrededor de este producto, como por ejemplo, su modo de empleo.

Si quieres descubrir cómo se aplica el sérum facial, continúa leyendo.

¿Qué es el sérum?

Antes de ponernos a explicar cómo se aplica el suero facial, es importante conocer qué es exactamente este producto y qué beneficios puede aportarnos.

El suero, a diferencia de la crema, es un cosmético que se caracteriza por su alta concentración de ingredientes activos con propiedades hidratantes que se absorben de manera rápida y que actúan sobre las capas más profundas de la piel, gracias su ligera textura.

Se podría decir que este producto es el complemento perfecto para las cremas hidratantes, pues mientras estas actúan sobre la superficie de la tez, en la epidermis, protegiéndola de los agentes externos, los sueros penetran hasta la dermis reparándola y proporcionándole la hidratación necesaria para mantenerla sana.

Podemos encontrarlos en forma de gel, fluido o emulsión. Y también puedes hacer tu propia versión casera.

¿Qué beneficios aporta?

Como ocurre con la mayoría de los cosméticos, dependiendo de su formulación y su composición, el sérum facial aportará unos beneficios u otros.

Gracias a su alta concentración de ingredientes activos, la principal ventaja de este producto es la facilidad que tiene para penetrar en las capas más profundas provocando un efecto nutritivo superior, consiguiendo alisar la superficie de nuestro rostro, dejándola más fina y suave.

Además, al estar elaborados con retinol o ácido hialurónico, también pueden emplearse para rejuvenecer el cutis o eliminar las arrugas, presentando una piel más firme y joven.

Asimismo, hay algunos productos que están formulados con ácido ascórbico o vitamina C, como el serum Antiage de Nezeni Cosmetics, lo que permite que las células del rostro se regeneren y reparen más rápido, logrando realzar así tu belleza natural y mostrando una tez más luminosa.

Otro de los beneficios de este producto es que su ligera fórmula ayuda a minimizar el exceso de grasa, combatiendo los poros abiertos y dilatados.

Pero asegúrate que tiene buenos ingredientes y en concentraciones altas, no como el serum de Mercadona, cuyo análisis tienes aquí.

textura serum

¿Cómo aplicar el sérum?

Una vez conocemos qué es este cosmético y qué beneficios puede aportarnos, vamos a dar paso a la explicación de cómo aplicar el sérum facial.

Lo primero que debes saber es que para conseguir el resultado esperado se debe aplicar con la piel limpia y antes de la crema hidratante.

Es aconsejable utilizarlo dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Pero en caso de que prefieras emplearlo una sola vez, se recomienda que sea por la noche, ya que es el periodo de máxima reparación celular.

Sin embargo, si se emplea como cuidado de día, hay que tener en cuenta que será preciso complementarlo con una crema facial que aporte protección solar para evitar el fotoenvejecimiento, no como un sustituto de la crema hidratante.

A la hora de extenderlo no olvides que además de hacerlo por el rostro, desde la parte interna hacia la externa de forma ascendente, también tendrás que hacerlo en el cuello y en la zona del escote.

Aplica pequeñas gotas de suero y espárcelo con la yema de los dedos, realizando un suave masaje que ayudará a una mejor penetración del producto.

Este cosmético se puede comenzar a utilizar a cualquier edad, siempre y cuando escojamos el producto que mejor se adapta a las necesidades de nuestra tez, ya sea seca, grasa o mixta, para evitar irritaciones o picores.

Y por supuesto, para que este producto haga efecto, es imprescindible utilizarlo de manera continúa.

Si solo lo empleamos en contadas ocasiones, veremos ciertos avances, pero esos buenos resultados no se conservarán. Por lo tanto, recuerda que como todos los cosméticos, el sérum facial debe usarse de forma constante para poder aprovechar todos sus beneficios.

Ahora que ya conoces la información necesaria para emplear tu suero de la manera más eficaz, te dejamos los pasos que tienes que seguir para aplicarlo en el orden correcto y conseguir un tratamiento de belleza facial completo.

  • Limpia tu piel: lo primero que debes hacer es limpiar tu rostro. Elimina toda la suciedad y grasas acumuladas con un producto adecuado, como el agua micelar. A continuación, retira ese producto con agua y sécate bien para favorecer la penetración en la tez.
  • Tonifica: aplica un tónico facial con ayuda de un algodón. Con este paso complementarás la limpieza realizada anteriormente, revitalizando y calmando la piel, restableciendo el pH y manteniéndola humectada.
  • Aplica el sérum: con la cara limpia y tonificada es el momento de aplicar el suero como se ha explicado a lo largo de este artículo.
  • Crema hidratante: una vez hemos aplicado, es el momento de extender la crema hidratante que actuará como el complemento perfecto de nuestro cosmético.
  • Protector solar: es imprescindible utilizar este producto para proteger la piel. Por lo tanto, lo más recomendable es que la crema hidratante que apliques tras el sérum tenga factor de protección solar.
  • Maquillaje: por último, si en tu rutina diaria de belleza no puede faltar el maquillaje, ahora es el momento de utilizarlo.

Los múltiples beneficios y propiedades que puede aportar el sérum facial, lo han convertido en un elemento indispensable en la rutina de belleza diaria de cualquier mujer.

Pero no olvides, que si no lo aplicas de manera correcta, todas esas ventajas, pueden convertirse en inconvenientes.

Por lo tanto, recuerda que es imprescindible aplicarlo con la piel limpia y complementarlo con una crema que además de favorecer a la hidratación, nos proteja del sol.

¿Que no sabes cuál elegir? Pues te ayudamos con esta guía con los mejores serums para la cara.

También hemos probado el serum Double de Clarins, te contamos aquí nuestra experiencia.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario