Descubre cómo puedes evitar las estrías en el embarazo

antiestrias embarazoEl embarazo es una etapa llena de cambios. Por eso, aunque tenga momentos hermosos, también implica modificaciones en el organismo que cuesta controlar y que pueden llegar a ser frustrantes. Una de las más frecuentes son las estrías, esas marcas que surgen en la piel y que parecen imposible de quitar. Por eso, lo mejor es evitar que las estrías aparezcan durante el embarazo. ¿Cómo? Sigue leyendo.

Antes de nada, no debemos perder de vista que se trata de un problema puramente estético, ya que no tiene más consecuencias en nuestro cuerpo, por lo que no debes preocuparte en exceso. Eso sí, es un buen indicador de la falta de elasticidad y nutrientes esenciales, por lo que nos avisa de que debemos hidratar y cuidar mejor nuestra dermis si queremos prevenir estos desgarros.

Como se producen como consecuencia de la rotura de las fibras elásticas, en este artículo vamos a repasar los motivos exactos que fomentan que esto suceda y los mejores métodos para suavizar las ya existentes y, también, para prevenir su aparición.

Te interesa: Las mejores cremas antiestrías del mercado.

Por supuesto, todos los consejos estarán perfectamente adaptados para la etapa de la gestación, de manera que tu bebé no correrá peligro en ningún momento por culpa de la presencia de ingredientes tóxicos para ellos.

Así que, si estás viviendo esta aventura y te hace falta mantener a raya las estrías, solo tienes que tomar buena nota de todo lo que vamos a ir viendo a continuación.

Guía básica sobre las estrías: qué son, cuál es su aspecto y por qué aparecen

estrias rojas

Aunque lo hemos mencionado brevemente, vamos a explicar más a fondo qué son las estrías realmente y qué distintos tipos existen, porque ya sabes que, solo si conocemos bien los motivos por los que se producen, podremos tomar las medidas adecuadas para eliminarlas.

Por eso vamos a comenzar por su aspecto, para que sepas identificarlas bien a simple vista. Como seguramente sepas, adoptan la forma de unas marcas alargadas, como con ramificaciones -de manera que recuerdan a un rayo cayendo-, que pueden tener dos colores:

  • Las rojas son las más recientes y, por tanto, las más fáciles de tratar, aunque hay que ponerse a ello antes de que empiecen a tornarse rosadas, que ya nos indicarán que llevan más tiempo en tu piel. Se las conocen también como estrías rubra y en personas de piel clarita son las que más se notan, así que no tendrás problema en localizar dónde aplicar los tratamientos que veremos a continuación.
  • Las blancas tienen mayor longevidad, de hasta años, y reciben el nombre de estrías alba debido al tono nacarado que presentan, que incluso puede tornarse grisáceo en ocasiones. Esto se debe a que ya han entrado en una fase cicatricial, es decir, que una vez pasado el tiempo el desgarro en la dermis ha comenzado a curarse. En este artículo tienes más información acerca de los diferentes tipos de estrías y cómo eliminarlas.

Respecto a porqué se dan, debemos tener en mente varios factores. Como suele ser habitual, el ritmo de vida que llevemos, las características que presente nuestra piel, ciertos problemas de salud y la predisposición genética influyen. Además, por cuestiones biológicas, las estrías son más frecuentes en las mujeres que en los hombres.

No te pierdas: Cómo puedes eliminar las estrías.

Más allá de todo esto, se encuentran las situaciones anómalas que implican cambios bruscos en el organismo en tan poco tiempo que este no tiene tiempo de adaptarse. Por eso, los cambios de peso rápidos, la adolescencia y, por supuesto, el embarazo (en cuyo caso las estrías se denominan trioque), fomentan que aparezcan.

¿El motivo? Todas estas situaciones tienen en común que la piel se estira tan rápido que, sin tiempo para regenerarse, se vuelve tan tirante y fina que se acaba desgarrando y rompiendo.

Por esto, son más frecuentes en ciertas zonas, como el pecho, el abdomen y el tren inferior (sobre todo en glúteos y muslos). La consecuencia de este proceso es que dejan unas marcas visibles, señal de la lucha que ha vivido.

Descubre aquí cómo eliminar las estrías del pecho.

A pesar de todo, insisto en que no es un proceso ni mínimamente doloroso, molesto o dañino, por lo que puedes respirar tranquila.

Sus consecuencias son puramente estéticas, aunque, por supuesto, esto también es motivo de sobra para querer acabar con ellas de una vez por todas, así que vamos a ir viendo cómo conseguirlo.

Las maneras más eficaces de prevenir que aparezcan

Como no hay mejor defensa que un buen ataque, la manera óptima de reducir las estrías y prevenir su nueva aparición es mantener en un estado óptimo la dermis. Pero… ¿qué quiere decir exactamente esto?

Que tenemos que prestar especial atención a que esté bien hidratada. Solo así tendrá la elasticidad y resistencia suficientes como para estirarse sin romperse.

Para conseguirlo, es importante vigilar los niveles de colágeno, una proteína esencial para el correcto funcionamiento del organismo que se encarga de que los tejidos conectivos (incluidos los de las células epidérmicas) estén sanos.

Y existen distintos métodos de conseguirlo, que vamos a exponer a continuación. Aunque, antes, unas pautas generales.

Un ritmo de vida sano y unas pautas saludables

evitar estrias embarazo

Antes de ir a lo concreto, es necesario comenzar por lo general. De esta manera, vamos a hacer lo primero de todo un breve repaso de los mejores consejos que puedes seguir para tener una piel más bonita y libre de estrías, pero también un organismo más sano a nivel general.

  • Vigila los niveles de hidratación. Es importante a la hora de que el cuerpo funcione correctamente que bebamos mucha agua a diario, pero también es la única manera de que la dermis no pierda su flexibilidad natural. Así que ya sabes, lleva una botellita -y si no es de plástico, mejor- siempre encima y no te olvides de darle un sorbo de vez en cuando. Encima, las infusiones cumplen la misma función, aunque por el lado contrario debemos evitar refrescos azucarados, con gas y, evidentemente dado tu estado, las bebidas alcohólicas.
  • Lleva una dieta variada. En el equilibrio está la clave, por lo que toma un poco de todo y teniendo en cuenta la pirámide nutricional. Eso sí, intenta evitar el abuso de sal y apuesta sobre todo los las frutas y verduras variadas y bien lavadas previamente, que deberás tomar a diario. Más allá de esto, también conviene consumir proteínas a través de huevos, vitaminas como la C gracias a cítricos como la naranja y potasio de la mano de, por ejemplo, los plátanos. A su vez, las carnes ricas en zinc -como es el caso de la de pavo, aunque siempre bien hechas, para no correr riesgo de toxoplasmosis,- vienen bien, al igual que su alternativa vegana, la soja, que es estupenda para aumentar la elasticidad cutánea.
  • Apuesta por el ejercicio. Ya sabrás que moverse a diario es otra clave para no oxidarse y para evitar problemas cardiovasculares. ¡Y el embarazo no es una excusa! Solo tienes que buscar ejercicios adaptados a tu condición física y mes de gestación, y ponerte manos a la obra. Con que hagas una rutina más intensa dos veces por semana será suficiente, pero intenta fomentar en ella los ejercicios que combinen el cardio con la fuerza, y haz especial énfasis en las zonas en las que tengas más estrías. De todas formas, lo mejor es que te muevas un poquito todos los días, por lo que intenta salir a caminar.
  • Protege tu piel. Como estamos hablando de mantener en buen estado la piel, es esencial que la defiendas de los factores externos nocivos, como es la acción directa del sol. No debes olvidarte de echarte protector cada vez que vayas a exponerte a sus rayos, porque sus consecuencias podrían ser severas y, sí, además aumentan las estrías. Intenta que sea siempre de un factor de protección mínimo de SPF15+ y vuelve a echar el producto cada dos horas, ya que con el tiempo va perdiendo eficacia.
  • Descansa como es debido. Las horas de sueño son importantes en todo momento, pero en este caso más, dado que debes descansar por todos. Por desgracia, no siempre te será sencillo conciliar el sueño, así que intenta establecer una rutina, no usar pantallas (de televisión o móvil) media hora antes de irte a dormir e incluso apostar por infusiones relajantes (¡y así encima te hidratas!) antes de meterte en la cama.
  • No uses agua caliente. Seguro que te apetece ducharte para quitarte el cansancio del día u olvidarte un rato del malestar, pero tendrás que hacerlo sin pasarte con la temperatura, puesto que el agua fría es la que reactiva la circulación y te será muy beneficiosa en estos casos.
  • Cuida tu ropa. Para evitar problemas de circulación y reducir las molestias, en el caso del embarazo es recomendable no llevar la ropa demasiado ceñida. Pero es que además este consejo es doblemente útil, pues también ayuda a prevenir la aparición de nuevas arrugas. Por tanto, lo mejor es que busques prendas elásticas que no te compriman la barriga, el pecho ni los muslos.

Confía en los expertos y dale una oportunidad a la cosmética especializada

crema antiestrias

Además de cuidar tu estilo de vida en general, es importante que acudas a productos que hayan sido diseñados especialmente para tratar las estrías, según lo que apunta este estudio, ya que por lo general son una marcas complicadas de eliminar, así que… ¿qué mejor que ponerte en manos de expertos? Por eso, la cosmética puede convertirse en tu mayor aliada.

Eso sí, el mercado está plagado de productos, por lo que es normal que te abrume la gran variedad y que no sepas por dónde comenzar a mirar. Para ponerte las cosas más fáciles, vamos a repasar los principales elementos que debes tener en cuenta.

  • Formulación natural. De entrada, mi recomendación es que apuestes siempre por productos con ingredientes de origen natural y evites aquellos que contengan irritantes, parabenos o un exceso de conservantes, pues así te evitas el efecto combinado.
  • Ingredientes clave. Además, es importante que busques cosméticos que incluyan colágeno en su fórmula, ya que te ayudarán a tratar mejor la dermis y acabar con las imperfecciones que surgen en ella. Tampoco está de más que cuenten con vitamina E.
  • Sin Retinol-A. El retinol o vitamina A es un componente con excelentes propiedades antiedad, pero que a su vez interviene en diferentes procesos biológicos, por lo que es conveniente evitarlo tanto en el embarazo como en el periodo de lactancia. Lo mismo sucede con la cafeína, que es mejor ni ingerirla ni aplicarla en cremas durante estos meses.
  • Método de actuación. Mientras que algunas cremas solo sirven para prevenir, otras además actúan sobre la estría ya existente. Por tanto, debes fijarte bien en este punto antes de decidirte por un producto u otro, en función de lo que necesites.
  • Un formato cómodo. Más allá de sus efectos y formulación, tampoco está de más que te fijes en su packaging, ya que un buen envasado nos ayudará a que se mantenga en mejor estado el contenido. Es útil que el bote sea opaco y que cuente con un dispensador, para evitar el desperdicio y la contaminación por culpa de factores externos.

¿Una crema que reúna todos estos requisitos? Mi favorita, la crema antiestrías de Akento Cosmetics.

En cuanto a la manera en que deberás usar estos productos, lo primero que tendrás que hacer es leer bien las etiquetas y las instrucciones de empleo, porque suelen variar.

De todos modos, por norma general, tienes que aplicarlos sobre la piel limpia y seca, ejerciendo una ligera presión y realizando movimientos circulares con las yemas de los dedos, que reactivan la circulación y fomentan la absorción.

También es vital que seas constante en su aplicación y que utilices tu crema antiestrías una vez por la mañana recién levantada y otra por la noche, antes de acostarte, para que actúes mientras duermes. De esta forma conseguirás mejores resultados, que además durarán más en el tiempo.

Además, aunque hay que ir con mucho cuidado durante el embarazo -que es cuando se producen los cambios más bruscos en el organismo-, tampoco debes olvidarte de utilizar estos cosméticos una vez haya pasado el parto. Al fin y al cabo, el cuerpo todavía va a tardar en volver a la normalidad y seguirá experimentando modificaciones.

Otras variantes que hemos probado son: Aceite de masaje para estrías Weleda y Crema Mustela Antiestrías.

Los mejores remedios sin moverte de casa

aloe vera

En caso de que quieras complementar el tratamiento anterior o de que te guste apostar por lo casero, vamos a hacer un repaso sobre algunos de los mejores remedios naturales que podrás aplicarte desde la tranquilidad de tu propio hogar y sin muchas complicaciones.

  • Exfoliaciones semanales. Una buena manera de cuidar la piel y prevenir que se agriete o deteriore es realizar una exfoliación una vez por semana, de manera que elimines las pieles muertas y otros elementos que se hayan acumulado en su superficie. De esta forma se renuevan las capas externas de la dermis y queda como nueva. ¿Y cómo puedes hacerlo? Mezclando unas gotitas de zumo de limón recién exprimido con un puñadito de azúcar blanca y una cucharada pequeña de aceite de almendras. Aplica la masa que obtengas de mezclarlos sobre el rostro, deja actuar 10 minutos, aclara con agua fresquita y ¡disfruta del resultado!
  • Masajes con aceites esenciales. Los masajes en general vienen de perlas, porque ayudan a mejorar la circulación y encima relajan, que nunca está de más, ¿verdad? Pero, si además los combinas con aceites esenciales, podrás nutrir tu dermis y aportarle características extras en función de cuál utilices, ¡encima de que son muy económicos porque basta con unas gotitas para abarcar una gran superficie! Por ejemplo, si lo utilizas de coco prevendrás que se rompa la piel y si apuestas por la rosa mosqueta te ayudará a cicatrizar las estrías. Eso sí, hay algunos que tendrás que evitar durante el periodo de gestación, como son los de salvia, mentol, geranio y especias como orégano y clavo.
  • Bálsamo de aloe vera. La sábila es conocida por sus grandes propiedades a la hora de cuidar la piel, pues contiene beneficios calmantes, cicatrizantes y humectantes. Por eso, si tienes una de estas plantas, puedes extraer un poco de su pulpa y aplicarla directamente sobre las marquitas, dejando que actúe 30 minutos. En ese tiempo hará efecto -nutriendo a fondo tu dermis-, pero además te dejará una agradable sensación calmante y de frescor.
  • Mascarillas para estrías DIY. Si las mascarillas se han convertido en un imprescindible facial, ya va siendo hora de que se extiendan al resto del cuerpo. En tan solo 20 minutitos conseguirás una piel más sana y luminosa con esta alternativa, que además se hace en un periquete. Por ejemplo, puedes mezclar medio aguacate con una cucharada de miel y unas gotitas de limón. Huele genial y, después de retirar con abundante agua, te quedará una piel suavísima.

Para concluir, con esto debes quedarte

Ya por último, antes de despedirnos, vamos a hacer un repaso a lo esencial que hemos ido viendo a lo largo del artículo para que no se te pase nada por alto y puedas estar preparada para comenzar tu lucha para ponerle freno a los estrias.

Estos desgarros de la piel se producen por la pérdida de elasticidad, ocasionada por la pérdida de colágeno. Por tanto, deberás seguir unas pautas en tu día a día para frenar este hecho, como hidratarte, llevar una buena alimentación o descansar en condiciones.

Además, no hay mejor manera de cuidar la piel que apostar por la cosmética especializada, que ha sido especialmente diseñada para mejorar su estado y aspecto general. Apuesta por productos con formulación natural y sin Retinol-A. A su vez, puedes combinarlos con masajes con aceites naturales y otras sencillas alternativas caseras.

Por supuesto, nada de esto funcionará si no eres constante, pues esta es la única manera de conseguir unos efectos visibles y duraderos en el tiempo. Tampoco pierdas de vista que tendrás que armarte de paciencia, sobre todo al principio, ya que acabar con las estrías toma su tiempo y no puedes esperar un milagro.

Intenta no agobiarte ni obsesionarte con su tratamiento, persevera y ¡seguro que lo consigues! Espero de verdad que estas pautas te hayan sido útiles y que te hayan resuelto todas las dudas respecto a las mejores maneras de evitar la aparición de estrías durante el embarazo.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario