Estrías rojas y blancas: diferencias entre ellas y cómo eliminarlas

estriasEn este artículo vamos a explicarte con todo lujo de detalles qué son las estrías y por qué surgen, la diferencia que hay entre las rojas y las blancas, así como la manera de combatirlas y de prevenir su aparición.

Estas marcas son unas de las imperfecciones de la piel que más le preocupa a las mujeres. Estas líneas antiestéticas que suelen manifestarse en los glúteos, las caderas, el abdomen, las piernas o el pecho afean la apariencia de la epidermis. De ahí que queramos acabar con ellas y eliminarlas.

Si tu eres de las que, por desgracia, ya las luce en su dermis te habrás dado cuenta de que no todas son iguales. Esto se debe a que dependiendo de la edad de estas marcas, es decir, del tiempo que hace que aparecieron en tu tejido cutáneo, lucirán un color u otro.

De hecho, dependiendo de esa tonalidad deberemos emplear diferentes tratamientos para conseguir desdibujarlas. Continúa leyendo y descubre todo lo que se esconde detrás de estas odiosas marcas.

¿Qué son las estrías?

Lo primero que debemos saber es qué son. Estas marcas que aparecen en la piel son cicatrices, con forma de línea, que surgen en la capa más externa de la piel, es decir, en la epidermis, debido a un excesivo estiramiento del tejido cutáneo.

Cuando este órgano se estira más de lo preciso, las fibras elásticas que lo forman se rompen y provocan la manifestación de estas imperfecciones.

Los cambios bruscos de peso, ya sea por un aumento repentino o por la pérdida rápida del mismo, son la causa más común por la que aparecen estas líneas.

Por ello, las mujeres embarazadas suelen ser propensas a presentar estrías, ya que durante el periodo de gestación la piel se estira hasta diez veces más. Aunque la genética también puede ser un factor determinante.

Diferencias entre las estrías rojas y blancas

estrias blancas y rojas

Dentro de las estrías podemos diferenciar dos tipos. Por un lado están las rojas y por el otro las blancas. Las diferencias entre ambas se aprecian a simple vista y reconocer cada una de ellas es muy fácil, pero a continuación vamos a hacer una explicación detallada de las dos para que no te quede ninguna duda.

Las rojas son las estrías jóvenes, es decir, aquellas que se han manifestado en nuestra piel recientemente. Su apariencia es similar a la de una cicatriz reciente y su color se debe a que debajo de ella aún existe circulación sanguínea.

Su tonalidad puede ir desde un rojo más intenso hasta un morado púrpura antes de pasar al rosado o violáceo. Cuanto más intenso es el color, más jóvenes son, y más sencillo será acabar con ellas, ya que su capacidad de regenerar el tejido es grande.

De hecho, esa es la ‘ventaja’ de este tipo de estrías, que se pueden desdibujar o atenuar con mayor facilidad, ya que se encuentra en la fase inicial. Sin embargo, su presencia es más llamativa que la de las blancas.

Con el paso de los años, si no se tratan las marcas rojizas, estas comienzan a cicatrizar y van perdiendo color hasta volverse blancas, indicando que debajo de ellas ya no hay vascularización.

Es entonces cuando eliminarlas será mucho más difícil, por no decir imposible. Con un potente tratamiento podremos conseguir que se noten menos, pero su completa desaparición se vuelve mucho más complicada.

¿Por qué aparecen las estrías?

Como hemos mencionado anteriormente, las estrías surgen por un estiramiento excesivo de la piel que provoca que las fibras que componen el tejido cutáneo se rompan. De hecho, hemos explicado que la causa más común es el cambio brusco de peso.

Sin embargo, este no es el único motivo por el que aparecen estas imperfecciones. Existen otras razones que provocan la presencia de estas líneas en nuestra piel. A continuación te dejo una lista con algunas de ellas:

  • Embarazo: probablemente durante el periodo de gestación sea cuando más estrías presentemos, ya que seguramente nunca presenciaremos un cambio de peso más brusco que este. Las líneas suelen aparecer en los pechos y en la tripa, más concretamente en la zona que rodea el ombligo.
  • Genética: en muchas ocasiones, la genética puede aumentar la probabilidad de que aparezcan estrías en la epidermis. Esto se debe a que puede que por herencia familiar los niveles de elasticidad y resistencia de nuestros tejidos cutáneos sean más bajos de lo normal, favoreciendo su rotura.
  • Mala alimentación: comer sano es la base para mantener la buena salud de nuestro cuerpo en general y de la piel en particular. Por ello, si no nos alimentamos de manera correcta podemos promover la aparición de imperfecciones epidérmicas como las estrías o la celulitis.
  • Falta de hidratación: cuando no hidratamos bien nuestra piel, esta se seca y comienza a perder elasticidad y firmeza, facilitando la rotura de las fibras que componen el tejido cutáneo y provocando la presencia de estas marcas.
  • Realizar ejercicio de manera excesiva e irregular: cuando no mantenemos una rutina diaria de ejercicio y buscamos que en determinadas épocas del año nuestra musculatura aumente mucho, pero en poco tiempo podemos forzarla demasiado y provocar que los tejidos se rompan y den paso a las estrías.

Tratamientos para eliminarlas

Acabar con las estrías no es tarea fácil, sobre todo si hablamos de las blancas. De hecho, seguramente estas sean las imperfecciones más difíciles de tratar, puesto que aunque su presencia se atenúa, nunca terminan de desaparecer por completo.

Sin embargo, existen tratamientos más potentes que logran disminuir la intensidad de estas marcas entre un 70 y un 90%. Aunque su efectividad dependerá de diferentes factores como el tiempo que hace que se ha manifestado en tu piel, el tipo de estría o el motivo de su aparición. Descubre alguno de ellos.

Crema antiestrías

crema antiestrias

Si las estrías que queremos tratar son rojas y se encuentran en una fase inicial, un buen método para combatirlas es emplear un cosmético especializado en hacerle frente a estas cicatrices. Es un remedio nada invasivo y que puede proporcionar muy buenos resultados.

En ese sentido, a nosotros el que más nos gusta es la crema antiestrías de Akento Cosmetics, un producto elaborado con ingredientes naturales, que además de reducir las líneas rojas y prevenir la aparición de algunas nuevas, también aumentará la producción de colágeno y elastina de la epidermis, consiguiendo que tu piel luzca más sana y fuerte.

También hemos probado: Trofolastin Antiestrías.

Microdeermoabrasión

Probablemente esta sea la técnica más eficaz para acabar con las estrías, incluso con aquellas que llevan más tiempo en nuestra piel y que ya han pasado a lucir de color blanco.

Este procedimiento es similar a una exfoliación de la piel, pero algo más intensa ya que se utilizan microcristales que pulen la piel y van retirando las células muertas. De esta forma consiguen que la piel se regenere creando una nueva capa con mayor flexibilidad y elasticidad.

Mesoterapia

Es un tratamiento que se utiliza mucho para combatir las estrías rojas, consiguiendo muy buenos resultados, llegando incluso a desdibujarlas por completo.

Con este método, que consiste en inyectar sustancias como el ácido hialurónico, antioxidantes, aminoácidos, vitaminas o minerales, lo que se hace es estimular la producción de colágeno y la reparación de la epidermis afectada mediante el empleo de productos químicos.

Peeling químico

De manera similar a cuando lo realizamos para acabar con las arrugas y líneas de expresión, el peeling químico consiste en aplicarle a las zonas que presentan estrías diferentes ácidos químicos como el retinol o el ácido glicólico que lo que hacen es eliminar la capa dañada y promover la regeneración celular. Se puede combinar con la mesoterapia para potenciar los resultados.

Láser

Hoy en día existen varios tratamientos láser para tratar las estrías. Lo cierto es que son bastante efectivos puesto que actúan en las capas más profundas del tejido cutáneo.

Uno de los tipos es el láser fraccionado que consiste en el empleo de dos láseres diferentes en el mismo equipo. De esta forma se tratan las estrías desde las capas más profundas y desde las más superficiales a la vez.

Por otro lado tenemos el láser ablativo que lo que consigue es exfoliar de forma superficial la epidermis y estimular la producción de elastina y colágeno. Suele ser muy eficaz en el tratamiento de estrías rojas.

Radiofrecuencia

radiofrecuencia

Esta técnica que emplea un sistema de electromedicina, además de estimular la creación natural de colágeno y elastina, también mejora la circulación del área afectada por las estrías. De esta forma consigue que el tejido afectado por las cicatrices se regenere atenuando la intensidad de la cicatriz.

Abdominoplastia

Por último encontramos este tratamiento que seguramente sea el más invasivo y el más costoso ya que se trata de una operación quirúrgica. Por lo tanto, se recomienda que se recurra a él como última opción. Este remedio consiste en eliminar las estrías del abdomen mediante una cirugía.

¿Cómo prevenir la aparición de las estrías?

Ya has visto que existen diferentes tratamientos que pueden ayudarnos a disminuir la intensidad de nuestras estrías. Sin embargo, no hay mejor remedio para acabar con estas imperfecciones que una buena prevención.

Si conseguimos llevar una rutina saludable y evitar que aparezcan marcas en nuestra piel, no tendremos que recurrir a ningún otro método.

Toma nota porque a continuación te dejo una lista con las cosas que debes hacer para prevenir que tu epidermis luzca líneas rojas y blancas:

  • Hidrata tu piel: la falta de hidratación es una de las causas de la aparición de estas cicatrices, por eso es imprescindible que mantengamos nuestra dermis bien hidratada. Para ello podemos aplicar diferentes productos como una buena crema hidratante o un aceite esencial de rosa mosqueta. Pero además, es importante beber mucha agua, ya que no solo hay que hidratarse por fuera, sino también por dentro.
  • Cuidar tu peso: los cambios bruscos de peso son la razón más común por la que surgen las estrías. Por eso, es recomendable que, siempre que puedas, te mantengas en un mismo rango de peso sin engordar y adelgazar demasiado de manera continua.
  • Buena alimentación: una dieta saludable no solo nos ayuda a prevenir la aparición de imperfecciones en nuestra epidermis, sino también a mantenernos sanos y evitar problemas de salud.
  • Masajes: este punto está destinado a las embarazadas. Masajear la barriga y los senos con cosméticos específicos durante el periodo de gestación mejorará la circulación y evitará que aparezcan estas marcas. Sin embargo, aunque no estemos embarazadas realizar masajes en las zonas más propensas a la aparición de estas líneas puede ser una buena forma de prevenir su presencia.

Hasta aquí nuestro artículo sobre las estrías rojas y blancas. Ya conoces las diferencias entre ambas, así como los diferentes tratamientos que puedes emplear para tratar de eliminarlas. Ahora te toca a ti decidir cómo quieres combatir estas imperfecciones para lucir una piel radiante y firme.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario