Colágeno para la piel: beneficios y cómo incluirlo en nuestra rutina

colageno pielCon el paso de los años, los niveles de colágeno en nuestro cuerpo comienzan a disminuir. Sin embargo, existen diferentes formas de aportar esta proteína a nuestro organismo para compensar su falta de producción y evitar que nuestra piel empiece a perder firmeza, elasticidad y brillo.

Los huesos, el cartílago, los tendones o la piel son algunos de los órganos y tejidos que cuentan con la presencia de esta sustancia. Esta proteína es la que mayor protagonismo tiene en el cuerpo humano, siendo fundamental para mantener esos tejidos unidos y resistentes.

En el artículo de hoy vamos a analizar este producto desde el punto de vista de la estructura cutánea.

Vamos a contarte todos sus beneficios, qué provoca que sus niveles disminuyan, cómo puedes incluirlo en tu rutina, así como las diferentes contraindicaciones que debes tener en cuenta antes de incluirlo en tu día a día. Continúa leyendo y descúbrelo todo sobre este elemento.

¿Qué es el colágeno?

Antes de nada, es importante conocer este elemento, así que voy a explicártelo brevemente.

El colágeno es una molécula proteica que representa el 25% del total de las diferentes proteínas que componen el organismo de los seres humanos, convirtiéndose así en las más importante de todas.

Su función consiste en la creación de fibras con las que se forman las diversas estructuras del organismo. Esta sustancia se encarga de unir los diversos tejidos conectivos y mantener su síntesis firme y elástica.

Sin embargo, a partir de cierta edad, sus niveles comienzan a disminuir. Según los expertos, cuando llegamos a los veinticinco la capacidad de producir colágeno se reduce y cada año perdemos un 1,5% del total de esta proteína.

Por eso es importante reponer esos niveles mediante otros métodos y llega un momento en el que tomar o aplicar esta proteína se convierte en una necesidad.

Descubre en este artículo el colágeno marino y sus propiedades.

colageno

Beneficios del colágeno en la piel

A medida que los niveles se disminuyen, nuestra piel empieza a perder hidratación y firmeza, se vuelve flácida y comienza a presentar arrugas.

Pero si conseguimos mejorar la producción de esta proteína con los diferentes métodos que te explicaré más adelante veremos como la vida útil de este elemento se alarga.

Uno de los beneficios más comunes de esta sustancia es que mejora la firmeza y tensión de la piel y combate las muestras del envejecimiento, pero estas nos son las únicas ventajas del colágeno. En la siguiente lista te explico alguna más:

  • Aporta firmeza, resistencia y combate las arrugas y líneas de expresión.
  • Elimina el acné.
  • Mantiene la piel hidratada.
  • Protege la epidermis del sol, el frío o la contaminación.
  • Acelera el proceso de cicatrización.
  • Ayuda a acabar con la flacidez y celulitis.

¿Por qué disminuyen los niveles de colágeno?

Hemos mencionado que con el paso del tiempo los niveles comienzan a disminuir. Esto quiere decir que la edad es uno de los factores que afectan a la producción de este elemento, pero no es el único motivo.

A continuación te dejamos una lista con algunos de los agentes que también modifican esos niveles. Leelo con detalle porque cambiando algunos hábitos de tu día a día podrás evitar esa falta de colágeno, luciendo un cutis mucho más sano, firme y luminoso.

  • Falta de descanso y estrés: muchas veces nos olvidamos de que descansar es imprescindible para que nuestro cuerpo se mantenga sano. Cuando nos dormimos las horas suficientes o estamos muy estresados, las hormonas tiran del tejido elástico, algo que sumado a la falta de producción de este elemento provocan la aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Mala alimentación: los alimentos procesados son muy perjudiciales para la salud en general y nuestra piel en particular. Por eso, es importante llevar una alimentación adecuada que contenga frutos secos, fresas, carne, pescado azul, huevos y lácteos. De esta forma conseguiremos mantener los niveles de esta proteína de manera natural.
  • Sedentarismo: cuando realizamos ejercicio promovemos la oxigenación, la secreción y el flujo sanguíneo, algo que nos ayudará a producir mayores niveles de colágeno. Por eso es importante que además de llevar una buena alimentación, también llevemos a cabo alguna actividad física. De lo contrario, veremos como nuestro tejido comienza a oxidarse.
  • Exposición a la radiación solar: los rayos ultravioleta son una de las principales causas de la pérdida de esta sustancia en la piel porque destruyen las fibras de esta proteína. Es por esto que cuando tomemos el sol para absorber sus beneficios y recargar los depósitos de vitamina D, debemos hacerlo con responsabilidad, evitando las horas del día en la que el sol calienta más y utilizando siempre protección solar.
  • Contaminación: la polución incide de forma negativa en el porcentaje de este elemento. Es uno de los agentes externos más perjudicial para la epidermis puesto que en la gran mayoría de los lugares la calidad del aire está por debajo de los niveles idóneos.
  • Tabaco: todos sabemos que fumar es perjudicial para la salud, pero no todos son conscientes de que no solo afecta a la parte interna, sino que también lo hace en la parte externa, siendo un gran enemigo de la piel. El tabaco reduce la elasticidad de la epidermis, destruyendo el colágeno y provocando que el proceso de envejecimiento se acelere.

¿Cómo incluir el colágeno en mi rutina?

tomar colageno

A lo largo del artículo te he mencionado la importancia de incluir el colágeno en tu rutina diaria para contrarrestar los déficit de esta proteína en tu cuerpo. Pero si no te explico cómo tomarlo o dónde encontrarlo va a ser difícil que puedas añadir este elemento a tu día a día.

Actualmente en el mercado existen diferentes formatos en los que encontrar este elemento, en polvo, cosméticos, comprimidos, cápsulas, líquido o en alimentos naturales. Puedes ingerirlo sólo o combinado con otras sustancias.

  • Alimentos naturales: las patatas, el pescado azul, la carne, las frutas cítricas, los tomates, los frutos secos o el té verde son algunos de los alimentos que contienen colágeno y elastina. Si los ingerimos facilitaremos la producción de estas proteínas y lograremos que nuestra piel no achaque los signos de la edad.
  • Cosméticos: si en nuestra rutina de belleza incluimos cremas, lociones o sérums enriquecidos con esta molécula proteica veremos como nuestra tez presenta un aspecto más joven, firme y suave. Aquí tienes las mejores opciones.
  • Cápsulas: si tus niveles de esta sustancia son muy bajos, lo ideal es que tomes las cápsulas de colágeno hidrolizado como complemento alimenticio ya que con ellas ayudarás a la recuperación de la síntesis de esta proteína. Además, combatirás el envejecimiento de tu epidermis, eliminarás las manchas y mejorarás su elasticidad.
  • En polvo: este formato aporta flexibilidad y resistencia a los tejidos que componen las estructuras de tu organismo, ya que reduce el desgaste y la pérdida de colágeno. Estimula la regeneración del tejido cutáneo y previene lesiones.
  • Líquido: además de mejorar la apariencia de tu epidermis, el colágeno líquido también favorece un mejor estado de las uñas y el cabello. También ayuda a mantener sanos los huesos.

Debes saber que salvo en los alimentos naturales, el resto está hidrolizado. Esto quiere decir que para que tenga beneficios en el organismo ha estado sometido a una hidrólisis enzimática.

Con este proceso lo que se hace es reducir el tamaño de las moléculas, permitiendo que atraviesen las capas y tejidos más profundos del cuerpo y aporten sus propiedades.

Te gustará: Crema colágeno Nezeni Cosmetics: mi opinión

¿Cuándo debemos tomarlo?

A partir de los 25 años nuestro cuerpo empieza a disminuir la producción de colágeno. Es entonces cuando las muestras del envejecimiento se hacen más notables.

Nuestra piel empieza a mostrarse más seca, comienza a perder elasticidad y firmeza, y las arrugas y líneas de expresión se convierten en nuestro gran enemigo.

Por eso se recomienda que a partir de esa edad incluyamos este elemento en nuestra rutina.

Normalmente, los expertos aconsejan que lo tomen personas que no consumen suficientes proteínas, que tienen problemas en las articulaciones, que pasan mucho tiempo al sol o que fuman.

Pero no te preocupes si tu no estás dentro de ese grupo porque también puedes emplearlo si tu objetivo es retrasar las muestras del envejecimiento y combatir las arrugas o líneas de expresión de tu piel.

Contraindicaciones

El colágeno al ser un elemento natural de nuestro organismo, nuestro cuerpo lo tolera bastante bien. Es por esto que si estamos seguros de que es de calidad y tomamos la dosis recomendada no tendremos que preocuparnos de nada más.

Las únicas contraindicaciones que tenemos que tener en cuenta es que aquellas personas que tienen alergia a la proteína animal o que sufren intolerancia a la felnilalanina, un aminoácido esencial para el ser humano, no deben incluir este elemento en su rutina.

También hemos probado: Colágeno de Mercadona.

Ya ves que incorporar el colágeno a nuestro día a día solo trae ventajas para nuestra piel. Así que ha llegado tu momento. Es hora de que comiences a compensar los niveles de esta proteína en tu cuerpo para acabar con las imperfecciones propias de la edad y mantener tu piel sana, firme y luminosa.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario