Cupping: ¿Funcionan las ventosas para eliminar la celulitis?

cuppingLa cosmética es un sector que siempre está innovando para traernos los mejores avances que la ciencia descubre. Por eso, de vez en cuando aparecen conceptos nuevos con los que no estamos familiarizados. Es posible que sea el caso del tratamiento del que vamos a hablar hoy.

Así que, si te estás preguntando qué es el cupping -una nueva moda de ventosas que son empleadas como método para eliminar la celulitis-, aquí te voy a explicar en qué consiste y si realmente es recomendable o si no es la manera óptima de hacerles frente.

Aunque te suene extraño y el nombre sea llamativo, es básicamente una forma de suavizar, mediante unas pequeñas herramientas, la molesta piel de naranja de cualquier zona del cuerpo. Pero… ¿cómo funciona? ¿Merece la pena darle una oportunidad? Estas son algunas de las preguntas que trataremos.

Además, veremos por qué sale exactamente la celulitis y qué es esta afección que padecemos sobre todo las mujeres (¡hasta un 90% más que los hombres!). Por si fuera poco, podrás descubrir algunas pautas para que puedas ponerle freno y mejorar el aspecto general de tu piel, así como su salud.

Qué es el cupping y cómo surge

En inglés se le conoce como cupping therapy, mientras que en español podemos denominarlo ventosaterapia o, simplemente, terapia con ventosas. Y, aunque nos suene a algo muy reciente, se trata de un antiguo método de origen chino que tiene poco de novedoso.

En sus inicios, la técnica nace como una manera de evitar que la sangre se estanque, pues se creía que un mal flujo sanguíneo era negativo para la salud. ¡Y no estaban muy equivocados!

Con el tiempo y diversos estudios científicos, se ha ido demostrando que es una parte esencial para un buen funcionamiento del organismo.

Pero, volviendo a lo que nos interesa, lo que se hacía era aplicar copas boca abajo en la piel, de forma que se crease una succión hacia dentro, como una especie de vacío.

En la actualidad el método es similar, solo que ahora se emplean ventosas de cristal o silicona, que se aplican de manera estática o con un movimiento de deslizamiento.

Con esto se consigue ejercer una presión que ayuda a hacer que la sangre se acerque más a la superficie del cuerpo, de forma que aumenta el flujo sanguíneo en esa zona, lo que a su vez tiene como consecuencia que se relaje la tensión muscular y se reduzca la inflamación localizada.

Incluso puede servir para reducir la grasa de algunos puntos focalizados y acabar con la flacidez de zonas que dan tantos quebraderos de cabeza en este sentido como son los muslos, los glúteos o el estómago.

Ojo, porque las ventosas solo deben ponerlas los especialistas, no es un tratamiento recomendable para que te pongas a probar por tu cuenta en casa, ya que podrías hacerte daño.

Así que ten cuidado en este punto y no olvides que lo mejor es siempre ponerse en las mejores manos.

Así actúan las ventosas contra la celulitis

celulitis

Dado que reduce las molestias que sentimos en los músculos y mejora la circulación, esta técnica es usada para tratar dolores crónicos (sobre todo el de espalda) o las molestias físicas asociadas al estrés. Entonces… ¿Qué tiene que ver con la celulitis? ¿En qué influye para tratarla?

Para ello, antes tenemos que saber en qué consiste esta afección exactamente. La lipodistrofia ginecoide o celulitis es la acumulación de grasas en el interior de zonas concretas del tejido subcutáneo. Aunque se da de manera localizada, suele afectar sobre todo al tren inferior, como ya se ha mencionado.

El cupping reduce la piel naranja porque mejora la circulación sanguínea, moviliza la grasa localizada y oxigena la dermis.

En este artículo hablamos de todos los tipos de celulitis que hay.

Además, este método puede ser beneficioso para tratar cicatrices con cierta profundidad en la dermis, los nudos musculares y el tejido conectivo, ya que también ayuda a tensar la piel de la zona afectada por esta molestia y el efecto de succión acelera el proceso de reparación de la misma.

Como este tratamiento también mejora el drenaje de los ganglios linfáticos, ayuda a eliminar las toxinas para que rápidamente abandonen el organismo y a evitar la acumulación de líquido que se produce en estas zonas.

Todos estos beneficios ayudan a su vez a reducir y prevenir la presencia de celulitis.

Vamos, que este método en teoría sirve para mejorar la circulación, hacer que la piel recupere su aspecto juvenil y desintoxicar el cuerpo.

Pero.. ¿Funciona? Según diversos estudios, sí, aunque para ello debes hacer un uso del cupping prolongado en el tiempo, de otra manera no notarás resultados.

Las posibles contraindicaciones

Otra duda que es habitual es si este tratamiento con ventosas es doloroso. No debes preocuparte, pues no suele serlo. Aquellas personas más sensibles o con dolores de espalda pueden pasarlo un poco mal, pero en general en soportable.

Eso sí, es habitual que el día después tu cuerpo presente algunos moratones redondos, que es la marca que las copas dejan sobre tu piel. Esto se produce por el efecto que tiene en la sangre, que se mueve a las capas superiores.

Sin embargo, aunque queda poco estético, no deberías darle mayor importancia. Es normal y este efecto se pasará con las horas.

Cuida tu piel con más atención en ese tiempo, evita la exposición directa a los rayos del sol y en poco tiempo habrán desaparecido.

Insisto que, aunque te puedas hacer con copas específicas online y hay multitud de pautas para realizar esta práctica en casa, lo más recomendable es confiar en un experto, sobre todo si es la primera vez que acudes al cupping.

Una buena manera de complementar: las cremas anticelulíticas

cremas anticeluliticas

Por mucho que el cupping funcione, el no poder aplicarlo a diario y el tiempo que requiere supone a veces una desventaja, al igual que el hecho de que aquellas personas de pieles sensibles o que estén embarazadas no puedan usarlo en todas las zonas del cuerpo. Por suerte, para eso están las cremas anticelulíticas.

Además de ser más eficaces, son un tratamiento ideal para combinarlo con la terapia con ventosas. Aplicados de manera conjunta a lo largo de la semana, podemos otorgar atención constante a nuestra dermis, de forma que siempre esté hidratada y en buen estado. Con su acción conjunta, seguro que la celulitis desaparece más rápido.

Descubre aquí las mejores cremas anticelulíticas del mercado.

Los cosméticos profesionales tiene un modo de empleo sencillísimo. Solo tienes que extenderlos mediante masajes circulares sobre la piel limpia y seca. Con este movimiento, permitirás que penetre mejor.

Y, si pellizcas ligeramente los pliegues de la piel -alternando en sentido vertical y horizontal- ayudarás a romper las formaciones de nódulos adiposos.

Esta operación es agradable y no te quitará mucho tiempo. Eso sí, tendrás que realizarla dos veces al día, una por la mañana temprano y otra por la noche, antes de que te vayas a dormir.

Porque lo fundamental es que seas constante y la utilices a diario, ya que solo de esta forma conseguirás los mejores resultados.

Respecto a los ingredientes, lo más importante es que sean naturales y no contengan irritantes ni parabenos, como es el caso de el gel anticelulítico de Akento Cosmetics, una gran opción apta para todo tipo de pieles y para gestantes, pues además sus conservantes son muy bajos y cuenta con una fórmula eficaz y un precio asequible.

También hemos probado la crema anticelulítica Shiseido pero nos gusta más la de Akento.

Otras pautas para combatir la celulitis

ejercicios anticelulitis

Una vez visto todo esto, ya tienes herramientas de sobra para poder comenzar a ponerle freno a tu celulitis. Pero, además, hay otros consejos que puedes comenzar a incorporar a tu rutina para que te sea más sencillo acabar con ella de una vez por todas.

Para empezar, tienes que cuidar tu alimentación. Lleva una dieta equilibrada, reduce la sal (que hace que retengamos más líquidos), apuestas por alimentos depurativos como la alcachofa o los espárragos, come semanalmente legumbres, no te olvides de la vitamina C y opta por altas dosis de potasio (los frutos secos son perfectos para esto) para mejorar la circulación.

Por supuesto, es esencial que bebas agua todos los días, en torno a dos litros diarios. Mantener una correcta hidratación hace mucho por tu piel -ya que le devuelve la elasticidad y evita que se agriete o deteriore-, pero también por tu cuerpo en general.

Además, tienes que evitar la ropa demsiado ceñida, que no es bueno para la circulación ir apretado; reducir o eliminar el consumo de tabaco y alcohol y utilizar agua fría o en todo caso templada cuando te duches.

Por último, el deporte te ayudará en muchos sentidos, ya que el sedentarismo es otro factor de riesgo para la celulitis.

Si no dispones de un hueco para ir al gimnasio, al menos intenta andar alrededor de media hora todos los días. Otra buena opción es realizar sencillos ejercicios de fuerza y resistencia con pesas pequeñas en casa, e incluso correr de vez en cuando, para hacer algo de cardio.

No olvides que que esta afección no es grave y que se trata de un proceso natural, así que no te sientas mal contigo misma por ello.

Tampoco pierdas de vista que la única manera de evitar y reducir la celulitis es combinando técnicas como el cupping y/o las cremas anticelulíticas con unos hábitos de vida sanos que te permitan tener un organismo en perfecto estado.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario