Piedra pómez y su uso en los pies

piedra pómez

En el mundo de la cosmética, se apuesta cada dia por el incremento en el usos de productos naturales para ser aplicados en nuestro cuerpo y, evitar lo más posible, el uso de productos químicos.

Es así, porque la naturaleza siempre ha sido tan bondadosa con los seres humanos, que es capaz de proveernos de todo cuanto necesitamos para nuestra salud y el mantenimiento de nuestra estética corporal. Lamentablemente, no  valoramos ni agradecemos como es debido todo lo que nos ofrece.

Gracias al acceso a la información a través de internet, la población, siente mayor necesidad de conocer cúal es el origen de las sustancias que son usados en la preparación de cremas, labiales, lápices, esmaltes, entre otros y, todo aquello que forma parte de la gran variedad de artículos que produce la industria cosmética a nivel mundial

Igualmente, la cosmética se vale de instrumentos, herramientas o artefactos que son fabricados en una ardua competencia para captar mayor clientela y consumidores; este es un mercado cada vez más competitivo, porque la influencia de la tecnología impulsa el mejoramiento y eficiencia de todo cuanto puede ser usado por el hombre para fines de salud.

Pero hay un producto netamente natural que ofrece grandes beneficios a la piel y, hasta puede ser usado sin hacerse modificaciones de su estado original, es fácil de usar y lo podemos conseguir sin ningún tipo de complicación.

Nos referimos a la piedra pómez, un tipo de roca volcánica a la cual se le da diferentes usos, en distintas áreas comerciales.

Aspectos generales de la piedra pómez

La geología define a esta reconocida roca, como una piedra proveniente de la actividad volcánica, constituida por las mismas propiedades del vidrio espumoso; su nombre hace referencia a la misma apariencia que tiene la espuma por ser esponjosa y suave. Se forma durante el proceso que se desarrolla cuando un volcán expulsa la lava y, esta contiene un alto porcentaje de agua y gases volátiles.

Los gases forman burbujas que se van separando de la lava, formando un material que poco a poco va espesando y se endurece una vez que se enfría; este cuerpo que se forma, se convierte en una roca porosa y muy liviana, a la que se le denomina piedra pómez.

Este proceso descrito produce, a la vez, la formación de otra roca llamada pumicita, con la casi misma composición química, pero de un diámetro menor a los 4 mm tamaño.

Evidentemente, se puede encontrar en aquellas regiones geográficas con presencia de volcanes activos o inactivos, tales como la península itálica, México y Chile. En este último país, sobresale el volcán Quizapú en donde abunda la acumulación de estas piedras; incluso, se han producido erupciones que han cubierto hasta 500 km2 de superficie de la cordillera de los andes, con piedra pómez.

Un dato importante que debes conocer en relación a la producción mundial de esta piedra, es que la Unión Europea es quien aporta el mayor porcentaje en el comercio internacional, siendo Italia el principal el principal país productor, seguido de Grecia.

El reino de España, lamentablemente a disminuido su producción, que llegó a ocupar el tercer lugar, debido al descenso en la fabricación de cemento. Las principales zonas de producción en el país están en:  Canarias, Castilla la Mancha y Almería.

Generalmente, la mayoría de las personas asocia a esta roca ígnea, la limpieza de los pies sin mucho detalles; pero, te sorprendería saber la diversidad de fines para los que es usada y no solo en la cosmética, dado que los elementos o sustancias que la componen, sirven como materia prima o complementaria para la fabricación de productos en industrias de diferentes tipos.

Para qué sirve la piedra pómez

Veamos rápidamente, cuáles son los principales usos que se le da:

En el área de la estética corporal, las cremas limpiadoras de la piel, contienen como ingrediente esencial, polvo de la piedra, el cual cumple la importante función de exfoliar y remover las impurezas de la piel. Por lo tanto es un material consentido de la industria cosmética

  • Esta piedra contiene en su composición un mineral llamado feldespato, característico de las rocas ígneas,  el cual se usa en la industria de la cerámica para la elaboración objetos o artículos como pisos, vajillas, entre otros. Igualmente, en la industria de la construcción, por ser un material muy resistente, es utilizado como agregado para elaborar las mezclas con cemento y puede ser más económico que otros  materiales.
  • Es un excelente limpiador de superficies, con propiedades biodegradables, que al pulverizarla puede agregarse a los productos blanqueadores de prendas de vestir  y es su estado sólido puede usarse para pulir.
  • Por su misma condición de material abrasivo, tiene propiedades limpiadoras  que se utilizan en el área de la odontología para la fabricación de pastas dentales. Mucha gente por desconocimiento y desorientación, hace uso de la piedra para limpiarse los dientes y, lo hace  manera incorrecta, directamente de la piedra sin haber sido procesada previamente. Esto puede ocasionar el desgaste del esmalte dental, por su misma fuerza abrasiva.
  • Su textura porosa favorece el proceso de filtración del agua potable o, para fabricar filtros donde se requiera limpiar el agua, por ejemplo, lo acuarios. Es decir, tiene una gran propiedad biorremediadora del agua. Esta misma propiedad, la convierte en una excelente aliada de las actividades agrícola, ya que también puede usarse como conductora de riego y, en el área de los cultivos hidropónicos,

De manera que, el uso de la piedra es bastante común en diferentes industrias y su comercialización genera gran cantidad de ganancias financieras a quienes participan activamente en este mercado.

piedra pómez

Estética corporal y piedra pómez

Uno de los principales focos de atención, si no es que el principal, de la industria que se dedica a la fabricación de productos dirigidos a la estética corporal, es el cuidado de la Piel.

La piel es un órgano del cuerpo humano que se merece una atención especial por la gran importancia que tiene, dado que es el escudo protector de los demás órganos internos. En la piel, se almacena las partículas de CO2 que nos mantienen hidratados; también se almacenan muchos nutrientes; hace que se mantenga estable la temperatura corporal y eliminas las  toxinas que produce nuestro organismo.

Por lo tanto, además de mantenerla hidratada, es fundamental que la mantengamos limpia. La textura suave y porosa de esta piedra, al deslizarla suavemente por nuestra piel, causa un efecto de peeling light, ya que actúa como exfoliante y remueve las células muertas que el mismo organismo necesita desechar.

Esta exfoliación periódica con la piedra, usada en conjunto con un buen jabón humectante, favorece la limpieza  de la piel. Hablamos de una piedra que tenga unos 8 o 10 centímetros de longitud, por unos 5 centímetros de ancho, que quepa perfectamente en nuestras manos. Pero eso depende de tus gustos.

La industria cosmética también utiliza la piedra pulverizada, para fabricar cremas limpiadoras y exfoliantes faciales y para el resto de la piel, así como también jabones exfoliantes.

El uso de piedra pómez en los pies

A qué mujer no le gusta lucir unos lindo pies, pero que además, estén suaves y terso: dudo que exista alguna.  Y, a qué hombre no le gusta acariciar unos pies suavecitos, blandos y dóciles: a todos!…

Es probable que de todas la partes de nuestro organismo, los pies, son los que pasan mayor trabajo y son a los que peor tratamos. En ellos, nos apoyamos la mayor parte del día y, son los que sostienen todo el peso de nuestro cuerpo; corremos, saltamos, caminamos, los cubrimos por completo, los doblamos, los sometemos a la inclemencia de los tacones y, otros zapatos incómodos..

La mayoría de las personas, tanto mujeres como hombres, casi nunca pensamos en hacerles un masaje y consentirlos por la gran labor que realizan a diario. Pero cuando sentimos que algo en ellos no anda bien, volamos a tomar cartas en el asunto.

El maltrato al que sometemos a nuestros a pies  diariamente, entre otras cosas, favorece la formación de los desagradables callos o callosidades, que son aquellas  capas gruesas y duras que se forman en la piel  como mecanismo de protección a los constantes roce,  fricciones y presiones que se realizan al caminar, trotar, bailar o cualquier otra actividad donde nuestros pies estén en constante movimiento.

La mejor manera de combatir los callos, es previniendolos y limpiando adecuadamente los pies con productos exfoliantes, como esta piedra. Es importante que tomes en cuenta estos consejos para la prevención:

  1. Trata de usar zapatos que no te queden tan ajustados, ni tan grandes, ya que te ocasionan mucha fricción en la piel. Tus pies deben quedar con suficiente movilidad dentro del zapato para evitar los roces con la superficie del calzado. No uses los mismos calzados todo el tiempo.
  2. Usa medias, protegen la piel de los roces y fricciones.
  3. Seca bien los pies después de bañarte  y aplícate cremas hidratantes o vaselina, no te olvides que la piel de tus pies también la necesitan.
  4. Debes exfoliarlos con la piedra para que remuevas efectivamente el exceso de piel y no se formen esas capas de duras y gruesas.

Cómo realizar una correcta exfoliación y limpieza de tus pies con esta piedra:

Primero debes ablandar la piel de tu pies, usando agua caliente y poniéndolos en remojo por unos 10 a 20 minutos. Los talones y la zona de la planta aledaña a los dedos, es la que más tiende a endurecerse y agrietarse. A esta agua puedes agregar algún  producto como sales minerales, que te sirvan además para relajarlos.

Mientras más blandos estén, mejor preparados estarán para ser frotados con la piedra. Tocalos y siente como esta la textura para que puedas sabe con precisión  cuando estén listos.

  • Debe estar lo suficientemente húmeda para que se deslice con suavidad por la superficie de los pies. Se puede sumergir en el agua caliente por un momento.
  • Observa qué zonas de tus pies son las que presentan más callosidad y frota con movimientos circulares sin presionar demasiado; pero tampoco puedes restregar por restregar, sin obtener ningún resultado. Si tu piel no está tan callosa, no es necesario que frotes tanto, ya que la  puedes maltratar.

Si ves que es necesario repetir en alguna zona, hazlo! exfoliate hasta que sientas el cambio y la suavidad en la piel.

  • Cuando quedes satisfecho con los resultados, enjuágate los pies, para que quites el exceso de jabón o crema,si lo hubiera. Secalos con una toalla, asegurandote que no queden humedos. Aplica crema hidratante o aceite para obtener mejores resultados.

Debes ser constante con la exfoliación de tus pies; no dejar pasar tanto tiempo y esperar que se pongan ásperos y duros. Fíjate una fecha cada cierto tiempo.

La piedra por más dura que sea, no es eterna. Por supuesto, que el uso causará su desgaste, pero, vale la pena. Cada vez que la uses lavala bien y colócala en un lugar que pueda secarse y no quede húmeda, así la conservarás por más tiempo.

piedra pómez

Piedra pómez comprar

Si nunca has hecho uso de esta piedra y deseas probar sus bondades, puedes comprarla en tiendas y vía online, proveniente de fabricantes nacionales que producen derivados de esta piedra y sus minerales, como lo es, la arcilla,.

La puedes conseguir en polvo, para que realices tu misma tus cremas exfoliantes para las zonas de tus piel que más lo necesiten, como los codos, rodillas, pies, manos y, así eliminar esas células muertas que afectan la textura de tu piel.  También se la puedes comprar para añadirla a tus jabones o detergentes.

Otra presentación en que también  la puedes comprar las unidades, por kilo.

Dónde comprar piedra pómez

Son variados los establecimientos comerciales como droguerías o farmacias y supermercados,  donde la puedes comprar,  por ejemplo, un kilo puede llegar a costar 14.54 €

A través de Amazon, conseguirás la más amplia variedad, presentadas de manera muy elaboradas en forma de limas, esponjas y de diferentes formas. Los precios pueden variar desde los 5,00 € hasta los 15,00 €

5/5 (1 Review)

Deja un comentario